10 Enero 2007


Mononucleosis y riesgo de esclerosis múltiple




Jano On-line
10/01/2007

Las personas que han tenido mononucleosis, infección causada por el virus de Epstein-Barr, presentan un mayor riesgo de desarrollar esclerosis múltiple, incluso si han transcurrido 30 años de la infección.

Así lo indica un artículo aparecido en "Archives of Neurology" en el que médicos del Statens Serum Institut de Copenhague (Dinamarca) publican los resultados de su estudio sobre una muestra de más de 25.000 pacientes que tuvieron mononucleosis a partir de 1968.

Los casos posteriores de esclerosis múltiple en ese grupo fueron 104. Según los autores la cifra es muy superior a la esperada, que era de 45.

Archives of Neurology 2007;64:72-75

Noticias Relacionadas
  • Mononucleosis y esclerosis múltiple 29/03/2006
  • Investigadores de Harvard relacionan el virus de Epstein-Barr con la esclerosis múltiple 26/03/2003
  • El virus de Epstein-Barr podría estar implicado en el origen de la esclerosis múltiple 27/12/2001

    Webs Relacionadas

  • Statens Serum Institut
  • Archives of Neurology
  • Fuente: http://db.doyma.es/cgi-bin/wdbcgi.exe/doyma/press.plantilla?ident=47573


    19 de abril de 2006



    El virus de Epstein-Barr está asociado a la esclerosis múltiple

    19/04/2006

    RAQUEL BARBA

    Los jóvenes que tienen niveles altos de anticuerpos frente al virus de Epstein-Barr, el responsable de la mononucleosis infecciosa o enfermedad del beso, tienen más riesgo de desarrollar esclerosis múltiple 15 ó 20 años después de haber sufrido la enfermedad.

    En los últimos años, algunos estudios han demostrado la asociación entre el virus de Epstein-Barr y la esclerosis múltiple, aunque existen dudas de si la infección precede en muchos años al desarrollo posterior de la enfermedad y cómo se relacionan ambas.

    Ahora, un nuevo estudio publicado por la revista 'Archives of Neurology' establece una posible relación causal y temporal entre ambos procesos. Para realizar el estudio analizaron a individuos que se habían hecho un seguro con un plan de salud entre los años 1965 y 1974, cuando tenían una edad media de 32 años. Los individuos fueron seguidos durante más de 30 años y en 1995-99 se habían detectado 42 casos de esclerosis múltiple entre aquellos que seguían en el seguro.

    Se seleccionaron tres controles sanos por cada caso de esclerosis múltiple y en las muestras de sangre que tenían de todos los pacientes se hicieron determinaciones de anticuerpos frente al virus de Epstein-Barr. Se comprobó que los niveles de anticuerpos eran significativamente más altos entre los pacientes que desarrollaron la enfermedad neurológica, y que los que tenían niveles cuatro veces por encima de lo normal tenían el doble de riesgo de tener una esclerosis múltiple.

    Además, se vio que los niveles altos se hacían evidentes 15 a 20 años antes de que aparecieran los primeros síntomas neurológicos.

    Aún no se conoce bien cómo los virus inducen el ataque del mismo cuerpo al sistema nervioso central. "Los datos indican que el Epstein-Barr se relaciona con otras enfermedades autoinmunes, como el lupus. Es probable que el virus pueda predisponer a la autoinmunidad o el fallo del sistema inmune a no reconocer nuestros propios tejidos", comenta el doctor DeLorenze, jefe de la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California (EEUU). "Conocer los mecanismos que conectan esta infección con la esclerosis múltiple es muy importante, porque pueden darnos las bases para trasladar estos datos epidemiológicos en una forma de tratar y prevenir la enfermedad", concluye el investigador.

    Destrucción de la mielina

    La esclerosis múltiple es una enfermedad sistema nervioso central que afecta al cerebro y la médula espinal. Las fibras nerviosas están envueltas y protegidas con mielina, una sustancia compuesta por proteínas y grasas, que facilita la conducción de los impulsos nerviosos. Si la mielina es destruida o dañada se interrumpe la habilidad de los nervios para conducir las señales, desde y al cerebro, y este hecho produce la aparición de los síntomas de la enfermedad.

    Hasta ahora se desconoce cual es la causa de esta enfermedad, que generalmente cursa en brotes y puede llegar a producir una gran discapacidad en pacientes relativamente jóvenes, condenando a algunos de ellos a la silla de ruedas o la incapacidad permanente.

    Fuente: http://elmundosalud.elmundo.es/elmundosalud/2006/04/18/neurociencia/1145385861.html




    29 de marzo de 2006

    Mononucleosis y esclerosis múltiple



    Jano On-line
    29/03/2006 

    La mononucleosis, enfermedad causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), que suele afectar principalmente a adolescentes y adultos jóvenes, duplica el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple en el futuro, según una revisión de múltiples estudios publicada en "Annals of Neurology".

    Son bastantes las investigaciones que han tratado de relacionar el citado virus con la esclerosis múltiple con resultados no concluyentes. Por ello, los especialistas creen que probablemente esta enfermedad está causada por una combinación de factores, entre ellos las infecciones víricas, señalan los autores de la revisión, de la Facultad de Salud Pública de Harvard (Estados Unidos).

    En todo caso, su estudio muestra que haber estado infectado por el VEB duplica el riesgo de esclerosis múltiple, por lo cual una vacuna contra el citado virus evitaría un importante número de casos de la enfermedad neurológica.

    Annals of Neurology 2006;59:499-503



    Fuente: http://db.doyma.es/cgi-bin/wdbcgi.exe/doyma/press.plantilla?ident=43715




    22 de abril de 2004


    DM. Nueva York

    Detectada en niños la relación entre EM y exposición al VEB


     

    Un grupo de investigadores del Hospital Infantil de Toronto, en Canadá, ha demostrado la existencia de una asociación entre la esclerosis múltiple pediátrica (EM) y el virus de Epstein-Barr (VEB), indicando que la exposición al virus en un determinado momento durante la infancia puede ser un desencadenante ambiental importante para el desarrollo de EM, estudio que se publicó ayer en JAMA.




    "Otros trabajos anteriores ya habían sugerido dicha relación. Sin embargo, esta hipótesis es virtualmente imposible de evaluar en pacientes con EM del adulto. Casi el 90 por ciento de los adultos sanos han estado expuestos al VEB en países occidentales, pero en los niños es más infrecuente, por lo que es más fácil estudiar esas exposiciones", ha explicado la neuróloga Brenda Banwell, investigadora principal.

    Los científicos encontraron que el 83 por ciento de los niños con EM habían sido infectados por el VEB frente al 42 por ciento para el grupo control formado por niños sanos. Además, la exposición al virus herpes simple fue menos habitual en los pacientes pediátricos con esclerosis.

    Según Banwell, "creemos que el VEB desempeña un papel importante en el desarrollo de la esclerosis múltiple, ya que su código genético contiene secuencias que son idénticas a las de la mielina, que está afectada en este proceso desmielinizante. Cabe pensar que el sistema inmune desencadena una respuesta cruzada entre la secuencia genética del VEB y la mielina".

    Síntomas clínicos
    La esclerosis múltiple afecta al cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos, de forma que los afectados presentan problemas de visión y de control y fuerza musculares, así como alteraciones en determinadas funciones cerebrales. Los síntomas están provocados por inflamación del SNC y por la destrucción de la mielina, que protege los axones.

    Los expertos creen que en la aparición de la enfermedad intervienen complejas interacciones entre determinados factores ambientales (entre los que se encuentran las infecciones), la predisposición genética y una respuesta autoinmune anormal. Al menos, el 5 por ciento de todos los pacientes comienzan a desarrollar la enfermedad antes de los 18 años de edad.

    Unos 50.000 canadienses padecen esclerosis múltiple, enfermedad que es más frecuente en los países más lejanos al ecuador, como Canadá, los de Europa del Norte y Australia.

    Brenda Banwell ha apuntado que "pensamos que lo verdaderamente importante es la secuencia y sincronización entre la exposición viral y cómo modifica la respuesta inmune. El estudio de la esclerosis múltiple en niños nos permite acercarnos al inicio biológico de la enfermedad, de forma que podremos analizar factores causantes que son difíciles de determinar en adultos".

    Cuatro años
    Un estudio publicado el año pasado en JAMA concluía que el tiempo medio transcurrido entre el debut de la EM y la detección de un nivel elevado de anticuerpos anti-VEB en sangre era de cuatro años.

    La investigación, coordinada por Lynn I. Levin, de la Agencia de Discapacidad Física del Ejército de Estados Unidos, en Washington, se basó en muestras de sangre recogidas a personal militar entre 1988 y 2000 para determinar si los anticuerpos del VEB estaban elevados en pacientes que años después desarrollaron EM. De tres millones de muestras, se identificaron 83 sujetos con invalidez por EM, encontrando que el tiempo entre la recogida de sangre y la aparición de EM fue de cuatro años.


    Fuente: http://www.diariomedico.com/edicion/noticia/0,2458,473774,00.html



    26 de marzo de 2003  


    La infección por el Epstein-Barr se asocia con el desarrollo de EM

     

    La asociación entre la infección por el virus Epstein-Barr (VEB) y el desarrollo de esclerosis múltiple (EM) había sido sugerida por algunos ensayos. La revista JAMA publica hoy el primer estudio en el que se analiza la relación en el tiempo entre ambos factores, demostrándose que, como media, cuatro años antes del debut de la EM algunos pacientes muestran un nivel más alto de lo normal de anticuerpos anti-VEB en sangre.

    La infección por el virus Epstein-Barr podría estar asociada con el desarrollo de esclerosis múltiple, según un estudio que se publica hoy en la revista The Journal of the American Medical Association.

    Según se explica en el artículo, la infección por el virus Epstein-Barr (VEB) se ha venido asociando con un mayor riesgo de desarrollar esclerosis múltiple (EM), aunque la relación en el tiempo entre ambas no se había aclarado hasta este trabajo. La infeccción por el Epstein-Barr se asocia al desarrollo de mononucleosis y a la aparición del linfoma de Burkitt y al cáncer nasofaríngeo.

    En el presente estudio, coordinado por Lynn I. Levin, de la Agencia de Discapacidad Física del Ejército de Estados Unidos, en Washington DC, se emplearon muestras de sangre recogidas a personal militar entre los años 1988 y 2000 para determinar si los anticuerpos del virus Epstein-Barr estaban elevados en pacientes que años después desarrollaron EM.

    De un total de tres millones de muestras, almacenadas en el depósito sérico del Departamento de Defensa, los investigadores identificaron 83 sujetos con invalidez total o permanente como consecuencia de la EM. Para cada uno de estos casos se seleccionaron dos pacientes control de edad, sexo, etnia y datos relativos a la muestra de sangre similares.

    Promedio
    El tiempo medio entre la recogida de la sangre y la aparición del brote de la EM fue de cuatro años. "En la línea de base, el promedio de anticuerpos séricos de VEB fue significativamente superior entre los sujetos que desarrollaron EM posteriormente, comparados con sus controles asignados", han confirmado los investigadores. "Del mismo modo, la asociación positiva entre los anticuerpos del VEB y el riesgo de EM ya estaba presente en las muestras recogidas al menos cinco años antes del brote de la esclerosis múltiple".

    Los investigadores han añadido en sus conclusiones que estos hallazgos sugieren la presencia de un amplio intervalo de tiempo entre la infección por VEB y el debut de la EM.

    (JAMA 2003; 289: 1.533-1.536).


    Fuente: http://www.diariomedico.com/edicion/noticia/0,2458,280621,00.html



    27 de diciembre de 2001  


    Un estudio asocia el virus de Epstein-Barr con un mayor riesgo de esclerosis múltiple

     
    Los resultados de una investigación publicada ayer en "The Journal of the American Medical Association" aseguran que la infección causada por el virus de Epstein-Barr puede incrementar el riesgo de padecer esclerosis múltiple. En un comentario que acompaña al trabajo se subraya la importancia de investigaciones como ésta, ya que pueden abrir nuevas vías de investigación para este tipo de enfermedades.

    Fuente:
    http://www.diariomedico.com/edicion/noticia/0,2458,90830,00.html

    Adaptación: Lluís Compte - Abril 2003